Carta a los accionistas

Estimados accionistas:

En 2014, ALFA ejecutó un programa de inversiones y adquisiciones para incursionar en nuevas geografías, expandir capacidad de producción y agregar valor a sus productos. Enfrentó un entorno de volatilidad en los precios y márgenes de productos petroquímicos, así como de baja demanda en el mercado de consumo. A pesar de esto, todas las empresas de ALFA, a excepción de Alpek, mejoraron sus resultados. Los ingresos crecieron 9% y 7% el Flujo de Operación.

Se abrió la posibilidad de invertir en el desarrollo de la industria energética mexicana. Ante la inminencia del proceso de apertura y lo atractiva que se percibía la oportunidad, ALFA juzgó necesario fortalecer sus capacidades operativas en la industria petrolera invirtiendo en acciones de Pacific Rubiales Energy (PRE), una compañía con experiencia demostrada en el ramo, para utilizarla como vehículo de inversión en México. Se realizaron compras de acciones acumulando cerca del 19% del capital social de PRE.

No obstante que se desarrollaron análisis de riesgos de esta inversión, se subestimó la posibilidad de una caída abrupta del precio del petróleo, como ocurrió en la segunda mitad del año. Dicha reducción hizo que el precio de las acciones de PRE tuviese una fuerte baja, causando una pérdida patrimonial importante en la valuación de las acciones que ALFA había adquirido. Dicha pérdida ascendió a casi U.S. $600 millones al cierre de 2014.

Álvaro Fernández Garza
Director General
Armando Garza Sada
Presidente del Consejo de Administración

Desempeño de los grupos de negocios de ALFA

Los resultados de esta compañía fueron impactados por la volatilidad de los precios y márgenes de materias primas petroquímicas, causada por excesos de capacidad en Asia y por la drástica caída del precio del petróleo. El negocio de poliéster fue el más afectado, mientras que el de plásticos y químicos reportó un crecimiento de 3% en ingresos.

Las circunstancias del mercado siguieron orientando la estrategia de Alpek hacia el ahorro de costos. Se obtuvieron importantes avances, entre los que destacan: el arranque de la planta de cogeneración en Veracruz, México, que tiene capacidad de 95 megawatts (MW) y generará ahorros estimados por U.S. $40 millones anuales; la actualización tecnológica de la planta de caprolactama, que hará más eficiente su operación; y la firma de un contrato de reserva de capacidad de monoetilenglicol (MEG) con Huntsman Petrochemical, para asegurar el abasto de 150 mil toneladas al año de esta materia prima, con precio basado en etileno.

También se firmó un acuerdo con BASF para adquirir de dicha compañía su negocio de EPS de las Américas. Con esto, Alpek se convierte en el mayor productor en el continente americano. Se adquirió CabelmaPET, en la Argentina, para integrar resinas PET recicladas grado alimenticio a las resinas vírgenes y reforzar la oferta de valor para los clientes.

Aparte, siguió avanzando la construcción de la planta de PTA/PET en Corpus Christi, Texas, que pertenece a Gruppo M&G. En ella, Alpek tiene derechos por el 40% de la producción de PET. Se aprobó la construcción de una nueva planta de cogeneración con capacidad de 300 MW en Altamira, Tamaulipas, México, que deberá iniciar operaciones en 2017.

La compañía sigue una estrategia de reforzar su posicionamiento en mercados de alto crecimiento dentro de la industria automotriz. Para seguir abasteciendo oportunamente la demanda y dar mayor valor a sus productos, Nemak amplió su capacidad de producción y de maquinado. Estableció un nuevo Centro de Desarrollo de Producto en Polonia para soportar el lanzamiento de nuevos programas y anunció la construcción de una nueva planta en Nuevo León, México, con tecnología High Pressure Die Casting para la producción de monoblocks, componentes estructurales y de transmisión, que estará arrancando en 2016.

Los principales mercados automotrices que atiende Nemak mostraron crecimiento: Norteamérica, 5% y Europa, 3%. La empresa aprovechó esta circunstancia para reportar aumentos de 6% en ingresos y de 17% en Flujo de Operación, también apoyada por mejoras operativas en las plantas.

El desarrollo futuro de Nemak se vio apuntalado por los más de 60 nuevos contratos que obtuvo en el año, equivalentes a U.S. $1,700 millones de ingresos anuales. Destacan cinco contratos para producir por primera vez componentes estructurales.

La compañía siguió adelante con su estrategia de expansión. Entre las inversiones del año destaca que se concretó la adquisición del 62% del capital de Campofrío en Europa y la compra de Fábrica Juris, una compañía de carnes frías en Ecuador. Con esto, Sigma transformó su escala y siguió ampliando su cobertura geográfica.

Los costos de materias primas de Sigma se elevaron en el año, mientras que el mercado de consumo siguió mostrando debilidad. La empresa enfrentó exitosamente este entorno con aumentos de volumen y precios de venta, así como eficiencias operativas, nuevos productos, mejor distribución y reforzamiento de marcas, como la de FUD®, que cumplió 60 años de tener presencia en el mercado mexicano.

El área de innovación de Sigma siguió produciendo resultados, destacan los nuevos empaques individuales para carnes frías y quesos y la continuada transformación de la categoría de yogurt. El negocio de Foodservice se fortaleció, al capitalizar sinergias derivadas de la adquisición de ComNor en 2013.

En noviembre, una de las principales plantas de Campofrío en España sufrió un incendio. A la fecha, los niveles de producción se han recuperado a través de asignaciones a otras plantas de Campofrío. No obstante, hay trabajo por hacer para recuperar espacio de anaquel. El plan para identificar y capitalizar sinergias en áreas operativas, de comercialización e innovación de Campofrío está en marcha.

La compañía siguió reforzando su estrategia de enfoque en servicios de tecnologías de información y telecomunicaciones para atender el mercado empresarial en México. A principios de 2014, inauguró en Querétaro su quinto Centro de Datos, que destaca por sus niveles de innovación y sustentabilidad, además de duplicar la capacidad de servicio. También, adquirió la compañía S&C Constructores de Sistemas, para expandir su oferta de soluciones tecnológicas especializadas.

Alestra continuó impulsando los servicios de valor agregado, como redes administradas, servicios de datos, Internet y local. También soluciones de TI, incluyendo hospedaje, integración de sistemas, aplicaciones en la nube y seguridad informática. En conjunto, estos servicios representaron el 85% de los ingresos totales del año.

En 2014, Newpek continuó desarrollando actividades en la industria de hidrocarburos en los EE.UU., al tiempo que aceleró su preparación para participar en el proceso de apertura de dicha industria a la inversión privada en México.

Durante 2014, se conectaron a ventas 122 nuevos pozos en la formación Eagle Ford Shale, en el sureste de Texas, donde Newpek tiene derechos minerales. Además, la compañía siguió realizando pruebas geológicas en otras áreas, como en el norte de Texas, Kansas y Oklahoma, a fin de identificar futuras zonas a perforar.

En México, Newpek trabajó en la explotación de campos maduros de petróleo en Veracruz, alcanzando una producción diaria promedio 33% superior a la extraída en dichos campos antes de tomar su control.

La reducción del precio del petróleo, ocurrida hacia finales de 2014, hace que Newpek adopte una actitud más cautelosa en cuanto a nuevas inversiones en los EE.UU. se refiere. El plan de producción de 2015 en Eagle Ford Shale contempla sólo 80 nuevos pozos, en comparación con los más de 100 en promedio de años recientes.

Newpek sigue preparándose para aprovechar las oportunidades que puedan presentarse en México con la apertura a la inversión privada de la industria de hidrocarburos. Para ello, a finales del año, estableció una alianza con PRE por medio de la cual ambas compañías establecerán una empresa conjunta 50/50 dedicada al desarrollo de proyectos de energía en México.

9
  %
de incremento en los ingresos, impulsados por el buen desempeño de Nemak y la consolidación de Campofrío.

Resultados Financieros

En 2014, los ingresos de ALFA sumaron U.S. $17,224 millones, 9% más que el año anterior. Este incremento se debió principalmente al buen desempeño de Nemak y a la consolidación de los resultados de Campofrío durante los dos últimos trimestres del año. El Flujo de Operación se elevó a U.S. $2,040 millones, 7% más que en 2013, por las mismas razones ya citadas.

El resultado del año arrojó una Pérdida Neta Mayoritaria de U.S. $104 millones, comparada con una Utilidad de U.S. $463 millones en 2013. Este resultado se debió principalmente a pérdidas cambiarias originadas por la depreciación del peso mexicano que tuvo lugar a finales del año, así como a la pérdida patrimonial sufrida en la valuación de acciones de PRE.

En 2014, ALFA invirtió U.S. $1,400 millones en activos fijos y adquisiciones, inversiones a las que se ha hecho referencia en la parte inicial de esta carta. Se realizaron varias operaciones financieras para mejorar los términos y condiciones de la deuda. Destaca la colocación de bonos por la compañía tenedora en los mercados internacionales, por un monto de U.S. $1,000 millones.

En noviembre de 2014, la asamblea de accionistas de ALFA aprobó un aumento de capital, mediante una emisión de nuevas acciones para su colocación entre el público inversionista. Esta colocación quedó pendiente de realizarse debido a la volatilidad que ha imperado en el mercado accionario desde fines del año pasado.

Estimados accionistas, el año 2015 presenta oportunidades y desafíos para ALFA. Se anticipa que la situación económica y de mercado continuará siendo volátil en varios de los países donde se tiene presencia, incluyendo México. Hay incertidumbre sobre el precio sostenible del petróleo en el futuro cercano. El tipo de cambio peso/dólar sigue inestable. Lo anterior demanda redoblar esfuerzos para continuar elevando la eficiencia de las operaciones y generando productos y servicios de mayor valor para los clientes.

La atención deberá enfocarse en superar los retos que implica el aprovechamiento de las oportunidades que surjan en el área de energía en México, así como la integración de las operaciones de Campofrío, Juris y del negocio de EPS adquirido de BASF. También, la operación plena de la planta de cogeneración de Alpek y la entrada en operación de las expansiones de Nemak.

Por este conducto, el Consejo de Administración de ALFA agradece el apoyo recibido de ustedes Señores Accionistas, así como el de proveedores, clientes e instituciones financieras. Al mismo tiempo, hace un público reconocimiento a los más de 70,400 colaboradores que forman la comunidad ALFA, quienes con su esfuerzo y dedicación contribuyeron decisivamente a alcanzar los resultados que se reportan.

Armando Garza Sada
Presidente del Consejo de Administración
Álvaro Fernández Garza
Director General

San Pedro Garza García, N.L., México,
a 17 de marzo de 2015

Se invirtieron U.S. $1,400 millones en activos fijos y adquisiciones en 2014.