Newpek

  • Los Ingresos y el Flujo de Operación crecen 28% y 27%, respectivamente.
  • Se exploran áreas en el norte de Texas, Kansas y Oklahoma.
  • La producción de petróleo en los campos maduros que opera en México se eleva 33%.

En 2014, Newpek continuó desarrollando actividades en la industria de hidrocarburos en los EE.UU., al tiempo que aceleró su preparación para participar en el proceso de apertura de esta industria a la inversión privada en México.

Las principales actividades de Newpek en los EE.UU. se ubican en las formaciones Eagle Ford Shale (EFS), Edwards Trend y Wilcox, en el sur de Texas. También cuenta con derechos minerales en otras áreas en el norte de ese estado, así como en Oklahoma, Kansas y Colorado. En 2014, se conectaron a ventas 122 pozos en EFS, para sumar 497 pozos en dicha formación. Existen otros 40 pozos en producción en Edwards Trend. En conjunto, la producción de todas estas formaciones ascendió a 8.2 miles de barriles de petróleo equivalentes promedio por día (MBPED), 21% más que en 2013.

En el norte de Texas, Kansas y Oklahoma, Newpek recopiló datos en más de 150 millas cuadradas en la primera etapa del análisis geológico. Su interpretación permitirá definir la ubicación de futuras perforaciones.

122
pozos se conectaron a ventas en la formación Eagle Ford Shale en 2014.

Perforación de pozo en el sur de Texas, Estados Unidos.

Ingresos
(millones de dólares)

La producción de líquidos, incluyendo condensados y petróleo, representó el 62% del volumen total.

En México, junto con su socio Monclova Pirineos Gas, Newpek opera dos contratos integrales de exploración y producción de hidrocarburos en los campos maduros de San Andrés y Tierra Blanca, Veracruz. Además, en conjunto con Petrofac, proporciona servicios integrados para la industria del petróleo y gas.

En 2014, los campos maduros de hidrocarburos en San Andrés y Tierra Blanca produjeron 4.7 MBPED, 33% más que en 2013. Por su parte, Newpek y Petrofac avanzaron en la estrategia de fortalecer su condición de proveedor de servicios integrales para las empresas petroleras, al continuar con el trabajo de perforación y retrabajos de pozos en el sureste de México.

Los ingresos de Newpek en los EE.UU. sumaron U.S. $170 millones en el año, mientras que el Flujo de Operación fue de U.S. $116 millones, 28% y 27% más que en 2013, respectivamente. La producción de líquidos, incluyendo condensados y petróleo, representó el 62% del volumen total, lo que se compara con el 52% en 2013. La mejor mezcla de producción contribuyó a la mejoría de los resultados financieros de la empresa.

En la segunda mitad del año, particularmente hacia fines del mismo, se dio una inesperada y drástica reducción en el precio del petróleo. A la fecha, existe gran incertidumbre sobre cuál será el nivel de precios sostenible en el futuro. Este nuevo ambiente ha obligado a la mayoría de las compañías de petróleo y gas a reducir sus planes de inversión para 2015 y años subsecuentes. En el caso de las operaciones de Newpek en EFS, se planea perforar sólo 80 pozos, en lugar de los más de 100 en promedio que se venían perforando en años anteriores. En las otras áreas, se planea seguir depurando la información geológica para seleccionar los prospectos más prometedores y desarrollarlos cuando exista un ambiente de precios propicio.

En México, derivado de las leyes secundarias de la reforma energética aprobadas en 2014, se avizoran oportunidades para Newpek en la apertura a la inversión privada de la industria energética. La primera es la posible emigración de los contratos integrales existentes en San Andrés y Tierra Blanca, a contratos de producción compartida en sociedad con Pemex. Además, el gobierno mexicano planea subastar, en 2015, bloques con recursos de hidrocarburos de diferentes características, incluyendo petróleo en aguas someras, campos maduros costa adentro y aceites extra-pesados.

Newpek evaluará las oportunidades que se le presenten, aprovechando las capacidades técnicas y de capital humano que ha venido desarrollando desde hace varios años. La combinación de personal técnico calificado, socios con experiencia y una sana situación financiera constituye la base para ser optimista en cuanto al éxito en esta nueva actividad.