En 2015, Alpek invirtió
U.S. $317 millones en activos fijos y adquisiciones

En 2015, Alpek mejoró sus resultados gracias a una combinación de iniciativas internas de ahorro de costos, dinámicas favorables de mercado y otros eventos de la industria. Además, continuó ejecutando su programa de inversiones y anunció nuevos proyectos estratégicos.

El negocio de Poliéster se vio favorecido por la mejora de los márgenes de PTA en Norteamérica que inició en abril de 2015, así como por ingresos y ahorros resultantes de la operación plena de la planta de cogeneración que arrancó a finales de 2014. Otros factores que contribuyeron a los resultados de este negocio fueron los fallos preliminares favorables en el caso de antidumping de PET en los EE.UU., así como el cierre temporal o permanente de capacidad de PTA en China.

El negocio de Plásticos y Químicos también generó sólidos resultados, debido a mejores márgenes de polipropileno y EPS. En el caso del polipropileno, la mejora se debió básicamente a precios más bajos de materias primas en Norteamérica. En el caso del EPS, fue consecuencia de menores precios de materias primas, que se desconectaron temporalmente de sus referencias en Asia. Otro factor relevante para este negocio fue la exitosa integración de los negocios de EPS adquiridos a BASF a principios de 2015 en Norte y Sudamérica.

En el año, el volumen total de ventas de Alpek se redujo 2% vs. 2014, pero los ingresos disminuyeron 20% como consecuencia de menores precios del crudo y materias primas. A pesar de lo anterior, el Flujo aumentó 45% vs. 2014 por las mejores condiciones de negocios ya explicadas.

En 2015, Alpek invirtió U.S. $317 millones en proyectos para incrementar la competitividad de costos de producción que ya tenía. Entre ellos destaca la inversión en la planta de PTA/PET que Mossi & Ghisolfi está construyendo en Corpus Christi, Texas. También, la del contrato de abastecimiento de monoetilenglicol (MEG) con Hunstman, así como la construcción de dos esferas de propileno.

Además, durante el año se anunciaron nuevos proyectos, como la expansión de 110,000 toneladas por año de capacidad de fibra poliéster en la planta de Pearl River, que arrancará operaciones a finales de 2016. También, la expansión de 75,000 toneladas por año de EPS en Altamira, con inicio de operaciones a finales de 2017, así como la adquisición de una planta de EPS en Chile, con capacidad de 20,000 toneladas por año, a inicios de 2016.

El inicio del año 2016 ha estado marcado por una nueva caída en los precios del petróleo. Aunque esta circunstancia puede tener de nuevo un efecto negativo en la industria petroquímica, Alpek confía en enfrentarla con éxito gracias a los beneficios esperados de proyectos de arranque reciente, como el de abasto de MEG con Huntsman, además de los potenciales fallos definitivos por casos de antidumping, y la gradual mejora de márgenes de referencia derivada de recientes cierres de plantas en Asia. En cuanto a Plásticos y Químicos, Alpek estima que los márgenes actuales de polipropileno se sostendrán, mientras que se obtendrán beneficios derivados de la incorporación de la planta de EPS en Chile, así como de la gradual mejora de márgenes de caprolactama.

Alpek cuenta con una sólida condición financiera, incluyendo una robusta generación de Flujo, para seguir adelante con sus inversiones estratégicas como lo hizo en 2015.