Alpek


En un año retador para la industria petroquímica en general, caracterizado por una alta volatilidad en los precios del petróleo y sus derivados, Alpek observó un desempeño contrastante entre sus dos segmentos de negocio.


Alpek productos

Estratégicamente, la empresa logró avances relevantes en su programa de inversiones a fin de apoyar la integración vertical, mejorar su eficiencia operativa y elevar la rentabilidad.

Por un lado, el negocio de Poliéster, se benefició por un fallo favorable en un juicio antidumping y la imposición de impuestos compensatorios en EE.UU. contra importaciones de PET, principalmente de Asia, así como por ahorros provenientes de la planta de cogeneración de energía en Veracruz, que arrancó a fines de 2015. Por el otro, los resultados fueron afectados por los bajos precios del petróleo y materias primas, menores márgenes de referencia en Asia, y paros de fuerza mayor en plantas de PET ocasionados por un huracán que impactó el este de EE.UU.

El negocio de Plásticos y Químicos siguió beneficiándose de los mejores márgenes del polipropileno, resultado de un favorable ciclo de oferta-demanda en Norteamérica, que se combinó con menores precios de materias primas, lo que le permitió reportar un Flujo sin precedente. En el caso del poliestireno expandible, el entorno favorable de márgenes en Norte y Sudamérica, debido al alza en los precios de referencia en Asia, también se reflejó en un Flujo récord. A todo lo anterior también contribuyó la integración de las plantas adquiridas en Norte y Sudamérica en 2015, así como la incorporación de otra planta en Chile.

En resumen, Alpek reportó un volumen de ventas similar al del año previo. Los ingresos sumaron U.S. $4,838 millones, una reducción de 8% vs. 2015 debido a menores precios promedio, ante la baja en los precios de materias primas. No obstante, el Flujo se elevó a U.S. $669 millones, 6% más que en 2015, por los resultados récord en los negocios de polipropileno y poliestireno expandible.

Las inversiones del año sumaron U.S. $345 millones. Destacan tres proyectos que se desarrollan en Tamaulipas: la construcción de la segunda planta de cogeneración, que arrancará en 2018 y que permitirá reducir costos de energía; la expansión de capacidad de producción de poliestireno expandible, que operará a principios de 2018; y la construcción de dos esferas de almacenamiento de propileno, que complementarán las operaciones de polipropileno.

También, se concretó la compra de dos plantas: una de PET en Canadá, que permite contar con mayor capacidad y aumentar la presencia de Alpek en el mercado canadiense, así como de una de poliestireno expandible en Chile.

A mediados de año inició el contrato de abasto de monoetilenglicol desde una planta de Huntsman en Texas. También concluyó la inversión de Alpek relacionada con la planta de PET integrado de M&G en Corpus Christi, Texas, que se espera arranque en 2017.

En diciembre de 2016, Alpek anunció un acuerdo para comprar a Petrobras dos plantas de poliéster en Brasil. Esta adquisición es estratégica para Alpek, ya que le permitiría incrementar su presencia en Sudamérica con activos modernos. La operación es por un monto de U.S. $385 millones.

Alpek cuenta con una sólida posición financiera caracterizada por sus flujos dolarizados, bajo apalancamiento y una elevada cobertura de intereses. Esto le permitirá enfrentar con éxito la volatilidad de la industria y seguir adelante con sus inversiones estratégicas.

Sigma planta producción
arriba