ALFA tiene como tarea reducir consistentemente el impacto de sus operaciones en la naturaleza. Esto se refleja en inversiones e iniciativas para la implementación de mejores prácticas operativas, el óptimo uso de los recursos que utiliza en sus procesos, entre ellos el agua, la disminución de emisiones, programas de reciclaje y manejo responsable de residuos, el uso de envases y empaques más ecológicos, así como esquemas más limpios de transporte de sus productos y servicios.

ALFA supervisa continuamente sus procesos y realiza auditorías periódicas (internas y externas) de su desempeño, a fin de cumplir con todas las normas ambientales vigentes en los países en donde opera. En 2016, ninguna de sus empresas fue sujeta a multas por temas de contaminación en sus procesos.

Además, ALFA reconoce su responsabilidad ante el cambio climático. Para ello, sus empresas han tomado medidas para detectar los riesgos que pudieran presentarse relacionados con sus actividades. Se trabaja en el desarrollo de tecnologías y procesos que aseguren afrontar los cambios en nuevas regulaciones en el tema.

ENERGÍA EÓLICA

Sigma firmó un contrato para recibir el suministro de energía limpia proveniente del parque Eólica Tres Mesas, en Tamaulipas, México, que proveerá de fluido eléctrico a sus operaciones en este país, a partir de 2017.

GESTIÓN DEL AGUA

El Proyecto de Recuperación de Agua de la planta de tratamiento de Alpek Polyester, además de mejorar la calidad de los efluentes del proceso antes de su descarga, permite dejar de consumir 1.76 millones m3 de agua al año. Esto equivale al consumo de 58,700 familias en el mismo período.

REFORESTACIÓN

A través de tres eventos, más de 800 voluntarios entre colaboradores, familiares y amigos de Sigma, reforestaron en conjunto seis hectáreas, en los parques Nevado de Toluca, La Primavera y La Huasteca, en México.

ENERGÍA LIMPIA

Por la relevancia que este insumo tiene para sus operaciones, en 2007 ALFA creó la Dirección de Energía, a fin de asegurar un abasto suficiente y confiable, así como optimizar su consumo y reducir las emisiones de CO2. En 2016, el 92% de la energía consumida por ALFA fue generada con gas natural, el combustible fósil más limpio en la actualidad.

En 2016, Alpek inició la construcción de una planta de cogeneración de energía en Tamaulipas, la cual a partir de 2018, generará 350,000 MW de energía limpia. Esta se une a la planta que opera en Veracruz desde fines de 2015, generando 97,000 MW y evitando la emisión de 100,000 t de CO2 al año.

La planta de lácteos de Sigma en República Dominicana puso en operación el proyecto de generación de vapor por utilización de biomasa, lo cual le permitirá reducir el consumo de combustible fósil.

En los últimos cinco años ALFA ha implementado 53 proyectos de eficiencia energética.

GESTIÓN DE AGUA

El abasto seguro y suficiente del agua es un tema de especial relevancia para las operaciones de ALFA, particularmente en los años recientes, por ser un insumo clave y cada vez más escaso en algunas regiones.

En 2014 se creó la Comisión de Agua de ALFA con el propósito de impulsar acciones que conlleven una mejor gestión del vital líquido en todas sus instalaciones. Las inversiones realizadas se han orientado tanto a optimizar el uso del recurso, como a mejorar la calidad de su descarga.

Además, por segundo año consecutivo, dicha Comisión organizó el “Día del Agua”, un evento de temas operativos y normativos donde participaron expositores externos e internos con presentaciones y proyectos para mejorar la gestión de este importante insumo. Actualmente ALFA opera 49 plantas de tratamiento de agua.

RECICLAJE

El reciclaje ha sido una de las iniciativas de ALFA para mejorar su desempeño ambiental, dado los beneficios que representa en términos de saneamiento de espacios, ahorro en insumos como energía y agua y la eliminación de emisiones. ALFA es el principal consumidor de aluminio reciclado en México y un importante reciclador de envases de PET en los EE.UU. Todas las empresas cuentan con programas de reciclaje, desde separadores de basura y pilas, hasta recolección de madera, acero, cartón, entre otros materiales.

En 2016, Nemak utilizó 646,418 toneladas de aluminio reciclado en sus procesos, lo que representa el 74% vs. el total consumido. Por su parte, Alpek opera dos plantas de reciclaje de envases PET, una en Carolina del Norte, EE.UU., y en Argentina, que procesaron en conjunto 69,380 t , lo que redundó en un ahorro en el consumo de energía y la reducción de emisiones.

MANEJO DE RESIDUOS

Otra iniciativa de ALFA en materia ambiental es la gestión de los residuos que resultan de sus operaciones. Un gran porcentaje es manejado a través de programas de reciclaje, mientras que otra cantidad, por medio de programas de reducción y manejo responsable. DAK Americas, a través de su programa Zero Waste, logró que sus plantas cumplieran la meta de cero residuos enviados a relleno sanitario, proyecto en el cual estuvo trabajando desde 2009.

BIODIVERSIDAD

Algunas operaciones de ALFA están contiguas o cercanas a áreas naturales. En dichos casos, las empresas colaboran con las autoridades en el cuidado y conservación de los hábitats de especies de flora y fauna existentes. Además, apoyan y realizan campañas de reforestación y promoción de una cultura ambiental en las comunidades cercanas. Las operaciones de ALFA no afectan a ninguna especie en peligro de extinción.

En apoyo a la diversidad, empresas de ALFA ubicadas en el sur de Tamaulipas celebran el rito anual de liberación de tortugas marinas en el Golfo de México, donde acuden cientos de sus colaboradores, sus familias y la comunidad.